Sé un flamingo en un mundo de palomas.


Crecemos pensando que todo lo que nos dicen está bien, que debemos seguir ciertas reglas y que el plan de vida general es el mismo para todos, nos enseñan a ser ordinarios y a no meternos en problemas, muchas veces los que nos enseñan a ser así, ni siquiera son nuestras familias, sino el entorno social al que pertenecemos. Nos enseñan a competir por cosas, no por talentos reales, nos dicen que hablamos demasiado en clase bloqueando nuestras habilidades sociales.

Pero ¿qué pasa cuando crecemos? Olvidamos que ser adulto significa tomar nuestras propias decisiones y que estas tienen consecuencias. Perder el miedo a ser tu mismo, significa perder el miedo a brillar.

10 vistas